sábado, 18 de mayo de 2013

Cuando el cartel no lo dice todo

Muchas veces nos encontramos con carteles que anuncian, avisan, advierten, informan... otras veces el mismo cartel es el que nos deja la duda y nos hacemos la pregunta ¿hay peluquerías industriales?; ¿donde dejo mi dirección para que me avisen cuan vuelvan a abrir?; como si los perros supieran leer, claro que a quién va dirigido es al dueño, aunque no esté dibujado; radio María pidiendo frecuencias tal como piden los usuarios del metro; ¿es que si cojo el camino de la izquierda es peligroso?; está claro que los lácteos pueden sentar mal, en fin el cartel no siempre logra lo que el que lo escribe pretende.